marketing infantil

Menores reaccionando a los riesgos en internet

Extracto de Net children go mobile: Riesgos y oportunidades en internet y uso de dispositivos móviles entre menores españoles (2010-2015)

La mayoría de las experiencias online no tienen por qué ser dañinas, de hecho los menores no tienen por qué percibirlas como peligrosas o problemáticas. Sin embargo, cuando se encuentran con situaciones negativas en internet, los niños y adolescentes despliegan una serie de estrategias para adaptarse a la problemática. Afrontar riesgos online implica adoptar una serie de medidas específicas.

Los menores tienden a seguir tres estrategias:

  1. Respuestas pasivas, que conforman las actitudes resignadas y autoacusatorias.
  2. Respuestas proactivas, que se basan en el reporte de denuncias o el bloqueo de usuarios.
  3. Respuestas comunicativas, hablar sobre ello con un adulto.

Aprender a gestionar las experiencias negativas de una manera eficaz, así como detectar cuáles son las respuestas más adecuadas para cada ocasión, forman parte del proceso de construcción de resiliencia y adaptación al entorno.

La estrategia para afrontar los riesgos online más habitualmente utilizada por los menores pasa por buscar apoyo en su entorno social, aunque en muchos casos tienden a combinar estrategias. Madres (84%), padres (76%) y amigos (58%) representan las fuentes de apoyo a las que recurren de modo “muy” o “bastante” probable. Por el contrario, para la mayoría de menores sería “muy” o “bastante” improbable recurrir a profesores (60%) o personas dedicadas a ayudar a los niños que han sufrido experiencias online negativas (59%).

Marketing Infantil

La importancia de padres y madres como fuente primaria de apoyo en caso de experiencias desagradables disminuye con la edad y particularmente entre los niños. Como vemos, el género marca variaciones relevantes: las chicas adolescentes tienden a hablar con sus amigos y más aún con sus madres. Sin embargo, las variaciones según el ESE (estatus socioeconómico) son las más destacables ya que los menores provenientes de familias con menor estatus están menos predispuestos a recurrir a alguien de apoyo ante una experiencia online negativa.

 

los videojuegos como parte del marketing juvenil

Los videojuegos en el marketing adolescente, valor económico y social

Los videojuegos representan tanto una tendencia actual del marketing adolescente como una nueva forma de socializar.  A través de un avatar los adolescentes se comunican en su tiempo de ocio. En la era digital el entretenimiento pasa por formatos de juego que desarrollan capacidades y habilidades, además de construir una red relacional entre los más jóvenes.

Los adolescentes, como consumidores principales de videojuego,  crean grupos, redes y relaciones interfamiliares que tienen por columna vertebral estas plataformas. En la actualidad, el 25% de los usuarios de videojuegos online son menores de edad, pasan casi unas 18 horas semanales delante de la pantalla.

Desde el desarrollo de la concentración a la transmisión de valores educativos, los videojuegos poseen ciertos aspectos positivos de los que nos solemos olvidar. Está científicamente demostrado que cuando se aprende a jugar un videojuego se produce una mejora de la atención: debido a la curva de aprendizaje, se genera un aumento de la activación cerebral prefrontal y frontal.

El valor de la industria del videojuego a nivel mundial superó los 123 mil millones de euros en 2018, un crecimiento de más del 13% respecto del año pasado. Los gamers y sus plataformas crecen de forma constante, por lo que desde el mundo del marketing adolescente debemos estar siempre al tanto de las tendencias en videojuegos, tanto a nivel educativo y social como a nivel económico.

marketing infantil

Código de conducta online para menores, restricciones de uso

Tras la iniciativa de Reino Unido sobre el uso infantil de las plataformas online, que pide que los menores de edad no puedan dar me gusta en sus redes sociales, hemos querido analizar una situación que localiza el debate en control sí o control no.

La propuesta de UK forma parte de un código de conducta que consta de 16 puntos, entre los que encontramos eliminar los botones de like y las rachas en Snapchat. Con esta idea se pretende que tanto plataformas como desarrolladores de servicios online de uso infantil trabajen de manera responsable ya que el público al que se dirigen es vulnerable.

Marketing Infantil

Si nos centramos en el acceso a internet, vemos que se extiende la práctica común de mentir en la edad, un 27% de los niños registra una edad falsa para poder obtener un perfil en rrss. Las plataformas deben preocuparse por hacer un control exhaustivo, al igual que los padres. Algo más de un tercio de la generación interactiva declara, durante sus momentos de navegación por Internet, la ausencia de cualquier acción o interés por parte de sus padres. Las dos conductas con mayor conciencia de restricción parental por parte de los menores son la adquisición de bienes y servicios, y la posibilidad de ofrecer datos personales.

Marketing Infantil

El papel de los padres es encontrar el equilibrio entre darles a sus hijos la libertad que necesitan y limitar el acceso a según qué apps o maneras de usarlas para su edad. Así como se deberían alabar las virtudes, no se debería subestimar los riesgos que conllevan las redes sociales. Enseñar desde pequeños a darles una buena utilización ayuda a la salida a ese “mundo 2.0” en el que si bien es imposible controlar todos los agentes externos que pueden aparecer, al menos puedan tener las herramientas necesarias para poder hacerles frente. El papel de desarrolladores y plataformas se tiene que centrar en defender los intereses y el bienestar de los niños en general, con medidas de privacidad responsables.

Desde la Cátedra TMKF trabajamos para estar lo más actualizados posible, tanto a nivel docente como a nivel personal, y para que todas las investigaciones que realicemos tengan en cuenta las preocupaciones de padres y marcas en el entorno infantil.

Inclusión social

Integración e inclusión, vías de school marketing opuestas

La participación y los acuerdos vertebran la base de una y las carencias de otra. Integración e inclusión, conceptos educativos de school marketing opuestos en forma aunque similares en objetivos, representan uno de los focos de debate más activos de los últimos años.  Se define integración como todo proceso dinámico y multifactorial que posibilita a las personas que se encuentran en un sistema marginal participar del nivel mínimo de bienestar sociovital alcanzado en un determinado país. La base de este significado es compartida con el término ‘inclusión’, las diferencias las encontramos en la filosofía de cada uno.

Las propuestas de integración social son parciales y condicionadas, trabaja en transformaciones superficiales y tiende a disfrazar las limitaciones para aumentar la posibilidad de inserción. Digamos que se trata de forzar a las personas que se encuentran en los márgenes del sistema a encajar de manera rígida y sin profundizar en su problemática. La inclusión pretende romper con este modelo basándose en la equidad, la cooperación y la solidaridad. Desde una inserción total e incondicional defiende la ruptura con el sistema para conseguir transformaciones radicales, para incorporar los márgenes a través de la colaboración.

Inclusión social

A pesar de que ambas vías educativas comparten objetivo final, el desarrollo de los métodos que lograrán su consecución transcurre por caminos totalmente opuestos. Para que la inclusión se postule parte del school marketing, el contexto comunitario educativo debe ser favorable, es decir, tanto las administraciones, centros y profesores tienen que trabajar en pos de ello. La transformación social que vivimos actualmente hace que el único camino posible en cualquier entorno educativo sea la diversidad.

Poco a poco, la sociedad reclama una enseñanza más diversa y de mejor calidad. Esto es especialmente importante en el público infantil, ya que su socialización está influenciada por su experiencia educativa. Desde la industria publicitaria, desde el school marketing,  también debemos tener presente que a través de nuestra actividad transmitimos valores y visiones del mundo.

Mujeres en la historia

¿Cuenta la historia con las mujeres? Las niñas y su falta de referentes

La historia de los pueblos no es más que la historia del enfrentamiento entre hombres, como dijo Sharp. Las mujeres existieron, pero no lo contaron, y si lo hicieron fueron ellas mismas bajo pseudónimos o consecuencias voraces. Los estudios más recientes, que muestran cómo los referentes femeninos representan tan solo el 7,5% del total de figuras que aparecen en los libros de la ESO, han articulado el retrato de las sociedades que invisibilizan a una parte. Como individuos que se mueven entre estas sociedades, la responsabilidad no se nos escapa y por ello no queremos dejar de dar un repaso a algunas de las tantas olvidadas por la historia dominante; el marketing infantil también quiere aportar su propuesta en la visibilidad de las mujeres.

Desde hace siglos nos han negado la posibilidad de acceder a referentes fundamentales en todas las disciplinas, apartando a las mujeres del foco de lo merecedor de ser estudiado. Con unos libros de texto articulados sobre la figura del hombre, el aprendizaje de las más pequeñas gira alrededor de la nula visibilidad de su femenino. Casos flagrantes son los que encontramos en cultura y ciencia, ámbitos que han contado con personalidades tan decisivas como María Luz Morales, primera editora de un periódico nacional, Ángela Ruiz Robles, precursora del libro electrónico, Lita Cabelut, la pintora española más cotizada o la gran María Moliner, que empleó 15 años de su vida en escribir un diccionario, sola y a lápiz, dos veces más largo que el de la RAE. Ellas y muchas más aportaron avances fundamentales a una sociedad que no las reconocía.

Lita Cabelut

El rechazo de los trabajos de las que vivían en mujer ha sido siempre sistémico, calculado y prolongado durante la historia: si queremos referentes, nos los tenemos que buscar; si queremos que las más pequeñas se conviertan en quién quieran ser, tenemos que mostrarles todos los referentes posibles. La publicidad es otro de los medios a través de los niños y niñas socializan, por lo que tiene mucha más importancia de la que puede parecer a simple vista. El mensaje de la publicidad transmite, a un nivel más o menos consciente, una cierta mirada del mundo.  A través de la comunicación comercial podemos ayudar a difundir mensajes que potencien valores de igualdad entre los más pequeños, pero también podemos seguir perpetuando estereotipos sobre los que se asientan situaciones de discriminación, como el racismo o el machismo.

Más allá de que la industria publicitaria, de manera torpe, sigue excluyendo a la gran mayoría de su público potencial de su comunicación, es especialmente problemático que ciertos grupos estén completamente invisibilizados en los medios. Es importante que las niñas, sean racializadas o blancas, tengan discapacidades o no, puedan verse representadas en posiciones positivas dentro del marketing infantil.

Niñas en publicidad

Empoderar a las niñas para que se atrevan a ser lo que quieran, dotándoles de las herramientas y el conocimiento para elevar su confianza y potencial, es imprescindible para que lleguen a lograr sus metas. Asimismo, luchar contra los estereotipos de quien vive en mujer poniendo especial énfasis en el papel que han tenido a lo largo de la historia es tarea pendiente en la enseñanza impartida en los coles. Desde la Cátedra TMKF, conscientes de la responsabilidad social que tenemos al tratar en el marketing infantil, hemos querido apostar por la difusión y puesta en práctica de una igualdad real.