los videojuegos como parte del marketing juvenil

Los videojuegos en el marketing adolescente, valor económico y social

Los videojuegos representan tanto una tendencia actual del marketing adolescente como una nueva forma de socializar.  A través de un avatar los adolescentes se comunican en su tiempo de ocio. En la era digital el entretenimiento pasa por formatos de juego que desarrollan capacidades y habilidades, además de construir una red relacional entre los más jóvenes.

Los adolescentes, como consumidores principales de videojuego,  crean grupos, redes y relaciones interfamiliares que tienen por columna vertebral estas plataformas. En la actualidad, el 25% de los usuarios de videojuegos online son menores de edad, pasan casi unas 18 horas semanales delante de la pantalla.

Desde el desarrollo de la concentración a la transmisión de valores educativos, los videojuegos poseen ciertos aspectos positivos de los que nos solemos olvidar. Está científicamente demostrado que cuando se aprende a jugar un videojuego se produce una mejora de la atención: debido a la curva de aprendizaje, se genera un aumento de la activación cerebral prefrontal y frontal.

El valor de la industria del videojuego a nivel mundial superó los 123 mil millones de euros en 2018, un crecimiento de más del 13% respecto del año pasado. Los gamers y sus plataformas crecen de forma constante, por lo que desde el mundo del marketing adolescente debemos estar siempre al tanto de las tendencias en videojuegos, tanto a nivel educativo y social como a nivel económico.

marketing infantil

Código de conducta online para menores, restricciones de uso

Tras la iniciativa de Reino Unido sobre el uso infantil de las plataformas online, que pide que los menores de edad no puedan dar me gusta en sus redes sociales, hemos querido analizar una situación que localiza el debate en control sí o control no.

La propuesta de UK forma parte de un código de conducta que consta de 16 puntos, entre los que encontramos eliminar los botones de like y las rachas en Snapchat. Con esta idea se pretende que tanto plataformas como desarrolladores de servicios online de uso infantil trabajen de manera responsable ya que el público al que se dirigen es vulnerable.

Marketing Infantil

Si nos centramos en el acceso a internet, vemos que se extiende la práctica común de mentir en la edad, un 27% de los niños registra una edad falsa para poder obtener un perfil en rrss. Las plataformas deben preocuparse por hacer un control exhaustivo, al igual que los padres. Algo más de un tercio de la generación interactiva declara, durante sus momentos de navegación por Internet, la ausencia de cualquier acción o interés por parte de sus padres. Las dos conductas con mayor conciencia de restricción parental por parte de los menores son la adquisición de bienes y servicios, y la posibilidad de ofrecer datos personales.

Marketing Infantil

El papel de los padres es encontrar el equilibrio entre darles a sus hijos la libertad que necesitan y limitar el acceso a según qué apps o maneras de usarlas para su edad. Así como se deberían alabar las virtudes, no se debería subestimar los riesgos que conllevan las redes sociales. Enseñar desde pequeños a darles una buena utilización ayuda a la salida a ese “mundo 2.0” en el que si bien es imposible controlar todos los agentes externos que pueden aparecer, al menos puedan tener las herramientas necesarias para poder hacerles frente. El papel de desarrolladores y plataformas se tiene que centrar en defender los intereses y el bienestar de los niños en general, con medidas de privacidad responsables.

Desde la Cátedra TMKF trabajamos para estar lo más actualizados posible, tanto a nivel docente como a nivel personal, y para que todas las investigaciones que realicemos tengan en cuenta las preocupaciones de padres y marcas en el entorno infantil.

_MG_0839

Descubre las claves de la comunicación infantil con la Cátedra TMKF

Los Desayunos Kids entran en el 2018 marcando claves comunicativas para las estrategias de Marketing infantil y adolescente. Como en otras ocasiones, la Universidad Complutense de Madrid y la Universitat Pompeu Fabra acogieron a profesionales del sector los días 14 y 15 de febrero respectivamente. 

_MG_0745

The Modern Kids and Family presentó durante los Desyunos Kids el informe “La infancia en España” a representantes de más de quince marcas. Dicho informe analiza la situación de niños y niñas en nuestro país y ha sido elaborado por especialistas de la agencia. A continuación veremos algunas de esas claves:

Los hábitos de juego de niños y niñas han variado mucho en los últimos años. El tiempo de juego en exterior ha disminuido, ya que aproximadamente sólo la mitad de los niños juega a diario en la calle, mientras que el 5% no lo hace nunca.

Tomando como referencia los hábitos de juego, la agencia TMKF ha realizado una clasificación de cuatro tipos de consumidores.

En primer lugar tenemos a “los triunfadores”, niños y niñas a los que les gustan las cosas que son mejores y que les suponen un reto. En segundo lugar, están “los soñadores”, cuya principal preferencia son juguetes con formatos innovadores. También tenemos a los “líderes”, con interés en los juegos sociales y el reconocimiento por parte del grupo y, por último, a los “colaboradores”, apasionados por formar parte del grupo y trabajar cooperativamente.

Además de los hábitos de juego, existen otros factores que explican la situación del consumo infantil en la actualidad en España. Principalmente son dos: en los hogares españoles hay pocos menores y, además, los padres no disponen de mucho tiempo para estar con ellos.

Otro factor importante es la paga de los más pequeños. España se encuentra en el tercer puesto en el ranking europeo de países con pagas infantiles más altas, ya que niños y niñas reciben una media de 30€ mensuales. Las marcas tienen en cuenta este factor y para llegar a los más pequeños utilizan un lenguaje altamente emocional.

¿Lo estamos haciendo bien?, ¿cómo afecta la comunicación publicitaria en la infancia?

En España, la publicidad infantil se dirigie directamente a los padres hasta que los niños y niñas alcanzan los ocho años. Es a partir de esta edad cuando las marcas pueden incluir guiños en sus comunicaciones. Sin embargo, existen ciertos elementos de la comunicación que el público infantil asimila de forma sorprendente desde temprana edad. Por ejemplo, sabemos que los niños de dos años son capaces de reconocer el logo de una marca o el jingle de un anuncio.

Esto hace los niños y niñas, a pesar de no ser consumidores activos, se hayan convertido en los mejores prescriptores de marca para sus familias. Hay ciertos sectores de la industria que ya están explotando esta nueva faceta de los más pequeños como consejeros de consumo para sus padres y madres. Es por ejemplo el caso del sector automovilístico, en el que podemos encontrar con más frecuencia de la que pensamos anuncios que aluden directamente a los hijos para que sean ellos los que convenzan a sus padres.

El tiempo libre de los niños, así como el uso de las nuevas tecnologías, son factores fundamentales que las marcas tienen en cuenta para comunicarse con ellos.

Como es lógico, en la actualidad los niños pasan la mayor parte de su tiempo en el colegio, ya sea en clase o realizando actividades extraescolares.

En cuanto a las vacaciones, los campamentos siguen siendo la opción favorita de los más pequeños. Conscientes de ello, la agencia TMKF ha creado programas escolares de sensibilización cuyos premios son campamentos, como es el caso del 34º Concurso de la ONCE y su Fundación o “Hazlo Verde” de Leroy Merlin España.

Con respecto al tiempo libre, a los niños y niñas les gusta ver la televisión, y de hecho entre los dos y los cinco años ven semanalmente una media de 32 horas de televisión, mientras que entre los seis y once años, consumen unas 26 horas. Es importante destacar que nos encontramos ante una generación hiperconectada, muy informada y multipantalla.

El móvil, cómo no, también he revolucionado la forma de comunicarnos con el público infantil. En la actualidad casi el 94% de los adolescentes de 15 años tiene un teléfono móvil, mientras que el 25% de los niños de 10 años. .

Para los más pequeños, el móvil es un símbolo de integración en el grupo de amigos, mientras que para sus padres y madres es sinónimo de seguridad, tanto por la capacidad de control que permite, como por suponer un recurso para sus hijos en casos de emergencia.

En cuanto a los usos del teléfono móvil, mayoritariamente (81%) se usan aplicaciones de mensajería instantánea, seguido de las redes sociales (77%). Destacan también el consumo de música (65%) y las plataformas de vídeo en streaming (52%). El uso de los smartphones por parte del público infantil ha supuesto un cambio importante en las planificaciones de medios, y se estima que a finales de este mismo año la publicidad programática va a suponer entre el 10% y el 20% de la inversión en publicidad digital infantil.

Sin embargo, dentro de la reflexión de la publicidad y la infancia, no podemos dejar de lado uno de los aspectos más importantes y a la vez problemáticos de la publicidad.

¿Qué valores se transmiten a los menores desde las comunicaciones infantiles?

Las marcas tienen la capacidad de transformar valores sociales, y cada vez se da más importancia a temas como la representación racial, la diversidad sexual o el género. Un ejemplo de este último es Barbie, que ha sabido adaptar su comunicación a los nuevos tiempos y a las demandas sociales de igualdad de género animando a las niñas a conseguir todo lo que se propongan más allá de los roles de género.

Las marcas han de ser muy conscientes de la responsabilidad social de sus acciones y mensajes cuando hablamos de publicidad infantil. El respeto y ser conocedores de las buenas y las malas prácticas son esenciales para unas correctas comunicaciones dirigidas a la infancia.

Como hemos visto, el consumo y la publicidad infantil tienen una gran importancia social, y es importante que todas las partes implicadas en la industria de la comunicación sean conscientes de este hecho.

Para llegar a los niños no podemos utilizar las mismas fórmulas que usamos para la comunicación con adultos. La clave de esta investigación está en estudiar este público. Sólo de esta manera, entre todos seremos capaces de crear comunicaciones adecuadas y éticas para el público infantil que permitan formar a consumidores críticos y responsables.

Desde la Cátedra TMKF haremos todo lo que esté en nuestra mano para conseguir este objetivo. Y si tú también quieres conseguirlo, te invitamos a estar pendiente de nuestro próximo Desayuno Kids.

NIÑIS CATEDRA (1)

¿Qué pasa con la generación Alpha?

En marketing y comunicación es común hablar de “generaciones”. Nos permiten hablar de manera generalizada de las características y de los hábitos de consumo de las personas en función de la época en la que nacieron.

 

Leer más