La publicidad y la dieta

Efectos de la publicidad «unhealthy» en los más pequeños

El marketing de los productos menos saludables llega a ser perjudicial para los más pequeños, y no sólo porque quieran comprarlos. Como muestra el estudio «The Effect of Advertising on Children and Adolescents», estos anuncios incrementan la probabilidad de sufrir obesidad e incitan al hiperconsumismo. Además, la exposición de niños y adolescentes a la publicidad de bebidas alcohólicas puede tener consecuencias determinantes en su futuro comportamiento: los hace más susceptibles de empezar a tomarlo y aumenta el consumo en los jóvenes que ya beben.

La publicidad y la dieta

Otro factor de riesgo es el tabaco. A pesar de que sus anuncios en televisión llevan prohibidos más de 40 años, la exposición de los más pequeños a la publicidad de cigarrillos electrónicos o similares ha crecido exponencialmente desde 2011, y está demostrado que los sustitutivos del tabaco incrementan su adicción entre los adolescentes.

Según el estudio, la exposición de los menores a este tipo de publicidad, el materialismo y el conflicto padres-hijos, son conceptos que están relacionados. Se podría decir que los efectos negativos del marketing de estos productos no solo se centran en el tipo de dieta sino que afectan a la visión que los niños y jóvenes tienen de sus bienes, de lo que poseen, y de ellos mismos como consumidores.

La publicidad y la dieta

Los menores tienen que seguir considerándose el target más vulnerable dada su escasa percepción de la persuasión que conlleva la publicidad, más aún cuando los mensajes que reciben han dejado de ser pasivos: hoy día requieren de una interacción que los posiciona como sujetos activos. Desde la Cátedra TMKF trabajamos para estar lo más actualizados posible, tanto a nivel docente como a nivel personal, para que todas las investigaciones que analicemos tengan en cuenta las preocupaciones de padres y marcas en el entorno infantil.