Youtube

El presente de la comunicación infantil pasa por YouTube y las marcas lo saben

Los consumidores actuales pertenecen a la Generación Z, lo que se traduce en compradores globales, muy informados y leales a las marcas, pero a su vez críticos y exigentes con los contenidos que les ofrecen. Conocedoras de un contexto en constante cambio, las marcas ven en los canales de YouTube una vía de comunicación infantil imprescindible, aprovechando la cantidad de visitas que consiguen los canales con mayor repercusión a nivel internacional.

Teniendo en cuenta que, según el Global Trust in Advertising Report 2015 de Nielsen, el 66% de los niños se guían por las opiniones que postean otros usuarios en redes sociales, los referentes de los más pequeños están evolucionando rápidamente y las marcas lo saben. Los youtubers se han convertido en la influencia directa que más cala en los hogares, formando parte del tiempo de ocio de los niños, construyendo el pilar clave de la comunicación infantil actual.

Youtube Kids

Las prácticas más comunes llevadas a cabo por influencers juveniles menores de 14 años en sus canales de YouTube pasan por conseguir un engagement sólido entre los más pequeños. El análisis realizado durante la conferencia Child & Teen Consumption del pasado año detalló las estrategias utilizadas por los youtubers para obtener un mayor número de seguidores (idioma, contenido, creatividad o desarrollo de indicadores). Evento al que asistió Patricia Núñez, representante de la Cátedra TMKF, en el que se desarrollaron las estrategias de comunicación las marcas a la hora de conseguir una mayor exposición en redes.

Según datos de 2018, la generación anterior, denominada Y, no confía en las marcas, mientras que el 68% de esta generación Z cree que son responsables del impacto de sus contenidos publicitarios en la sociedad. Las diferencias entre ambas no se dejan ver únicamente en lo que a la comunicación infantil respecta: las dos se muestran positivas en relación al futuro pero con matices que las distinguen, ya que la Z se apoya en que el 85% de los trabajos del futuro están por construir, muchos de sus empleos no se han creado todavía.